Qu!nce. El retorno del Jedi.

Muchos meses han pasado, seis para ser más exacto; y días, muchos días.

Muchos amaneceres y muchos atardeceres, o pocos; y algunas noches -algunas sólo-. Muchas tarjetas de memoria llenas de recuerdos; redes sociales reseteadas y blog en off también.

Es cierto que he pensado y he puesto en la balanza la opción de dejar en blanco este pequeño espacio.

Como me han dicho algunas personas “no hay necesidad de dar tantas explicaciones” pero guste o no, a mi y a los demás, esto es una válvula de escape y forma parte de mi y también forma parte del proceso creativo.

Así que toda esta explicación es porque me apetece, no por otra cosa.

El-Hombre-Ciervo-El-Retorno-Del-Jedi-1

Ya por Enero empecé a sentirme con muy poca energía para continuar trabajando en las redes sociales (en las mías claro) y en esta misma página web en concreto. Saturado, tomé la decisión de borrar contenido de algunas de ellas y dejarlo casi todo en standby.

Si, es algo que cada cierto tiempo programo y ejecuto, pero esta vez era algo muy diferente.

Los días iban pasando y se empezaban a acumular meses. Las entradas en el blog giraban en torno a lo mismo, y cada vez se me hacía más difícil encontrar inspiración, cada vez más difícil crear contenido para mi mismo y que me dejara satisfecho.

El-Hombre-Ciervo-El-Retorno-Del-Jedi-2

Tengo que decir que desde mi visita a Madrid (podéis pinchar aquí para saber de que hablo) mi forma de fotografíar ha cambiado casi por completo. Mi discurso y mi forma de ver (y de mirar) ha ido cambiando desde ese día. Ha sido algo inevitable y necesario.

Pero como todo gran cambio requiere de una decisión seguida de una acción y de un gran sacrificio, un buen día de primavera me desperté y le di una patada a mi rutina y decidí dejar de quejarme (bueno no dejar de quejarme del todo, no es cuestión de perder la identidad) y hacer algo.

El-Hombre-Ciervo-El-Retorno-Del-Jedi-3

Largo de explicar con palabras por aquí, y resumiendo mucho, provoqué un reset en una parte de mi vida, en mis hábitos alimenticios, en mis hábitos “deportivos” que eran más bien escasos, y también un reset con la fotografía (y alguna cosa más… pero quizás para otro día).

El-Hombre-Ciervo-El-Retorno-Del-Jedi-4

Aunque la decisión y el paso lo debe de dar siempre uno mismo, sin tener en cuenta a quienes te rodean, a quienes te dicen que no se puede, que es imposible, que estás loco, o que no tienes ya la edad para hacer ciertas cosas; es cierto que ayuda mucho cuando hay alguien que te motiva y te incentiva; cuando te lo pone muy fácil y sin condiciones, y más si encima duerme a tu lado.

Como se que lo vas a leer, GRACIAS.

Y entonces, con mucho esfuerzo, sacrificio y calma, llegas. Y ves que se puede y que ya todo ha cambiado.

El-Hombre-Ciervo-El-Retorno-Del-Jedi-5

Ha sido muy interesante volver a encauzar durante estos meses mi trabajo en fotografía, reconectar con la montaña, con el agua, con la noche, escuchar a mis miedos, pelear contra ellos y disfrutar del camino; pararme para ver hacia dónde lo quiero dirigir y dónde no, y lo más importante, para quien.

El-Hombre-Ciervo-El-Retorno-Del-Jedi-6
El-Hombre-Ciervo-El-Retorno-Del-Jedi-7
El-Hombre-Ciervo-El-Retorno-Del-Jedi-8

Como se que esta entrada se va a quedar muy rara, por la perdida de costumbre en escribir, y además tengo un sueño que me tira para atrás, me voy despidiendo y esta vez sin prometer que colgaré fotos nuevas y bla, bla, bla, porque se que bastante probablemente no lo voy a hacer.

Por último y respondiendo a las preguntas que clientes, familia y amigos me habéis estado haciendo: Si, sigo haciendo fotografía; y no, no la he dejado. Sólo estoy siendo muy cuidadoso con el trabajo que ofrezco (vamos, el que vendo) a los demás y sólo me implico en los proyectos en los que puedo dedicar el tiempo y mimo que merecen, para que tengan ese toque de mi y no sean un trabajo más, que no sean un par de fotos más y ya está.

En cuanto a bodas es un tema denso a tratar, por lo pronto no estoy cerrando fechas y no tengo intención de hacerlo en un tiempo, pero eso no quiere decir que alguien me proponga algo que me enamore y entonces quiera y me apetezca hacer ese trabajo. Es una puerta que no voy a cerrar y un sector al que no descarto volver cuando sea necesario y esté preparado para ello.

Se agradece siempre los pulgares hacia arriba, comentarios y contenido compartido, y ni que decir que se agradece aún mucho más tu visita.

El-Hombre-Ciervo-El-Retorno-Del-Jedi-9